Los labios cortados de un ciclista

 
Los que salimos con la bici estos días y sobre todo por la montaña no nos damos cuenta de lo mucho que sufre la piel expuesta a la intemperie: frío, viento y radiación solar, especialmente. Los labios no son ninguna excepción, e incluso pueden acusar más daños que el resto de la piel expuesta, debido a que poseen una piel muy fina.

La deshidratación y desnutrición de la piel de esta zona es a veces tal que es imposible sonreir abiertamente sin que aparezcan grietas.

Para evitar todo esto, bastan un sencillo consejo. 
Tener cuidado y prevenir antes que curar. Recomiendo que todo ciclista haga uso de un buen cacao labial que hidrate y nutra sus labios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consigue gratis Strava Premium

Prueba del Siva Cycle Atom, un cargador de baterías para bicicletas