como evitar un bajón de azúcar en la bicicleta (el tío del mazo)

La glucosa se podría considerar la gasolina de nuestro cuerpo. Los hidratos que ingerimos en nuestra comida son transformados finalmente en glucosa para ser utilizada directamente y obtener energía durante el movimiento. Cuando practicamos deporte, nuestros músculos demandan glucosa para funcionar.

Cuando nos quedamos sin ella y tampoco la obtenemos de nuestras reservas… nos quedamos sin fuerzas y nuestro rendimiento baja. Esto se denomina “Hipoglucemia”.

La glucosa está presente en nuestra sangre en una cantidad más o menos estable. Una hormona denominada insulina es la encargada de mantener esta estabilidad. Cuando los niveles de glucosa en la sangre aumentan, aumenta también el nivel de insulina para hacerla bajar.

La alimentación

En un estado normal, los niveles de glucosa e insulina están controlados y se mantienen más o menos estables. Sin embargo al comer, los niveles de glucosa aumentan y para regularlo, el nivel de insulina también aumenta.

La glucosa no solo está presente en el azúcar y los alimentos dulces. Todos los alimentos ricos en hidratos (pasta, arroz, frutas, cereales etc) están compuestos de glucosa.

Dependiendo del tipo de alimento, nuestro organismo tarda más o menos tiempo en obtener la glucosa que necesita. Por ejemplo, se tarda poco tiempo en obtener glucosa del azúcar pero se tarda bastante en obtener glucosa de los cereales.

La velocidad a la que se obtiene la glucosa de un alimento se denomina Índice Glucémico (IG) y cuanto mayor es ese valor más rápido se obtiene glucosa a partir de él. Azúcar, miel tienen un IG alto, pasta, arroz etc tiene un IG medio-bajo.


¿Que ocurre al tomar un gel de glucosa?

Las bebidas y los geles energéticos contienen azúcar. Porque nuestro organismo necesita obtener glucosa rápidamente. Con las bebidas energéticas no suele ocurrir, tienen una baja proporción de azúcar. Al tomarlas, nuestro nivel de glucosa aumenta, pero poco. Sin embargo, ¿que ocurre con los geles energéticos?

Los geles contienen una proporción de azúcar mucho mayor. Están indicados para deportes de larga duración (Ciclismo, Maratón, Triatlón, Duatlón…) aportan mucha energía en un formato fácil de tomar.

Cuando tomamos un gel energético, el nivel de glucosa sube mucho y rápido. Nuestro cuerpo, para compensar genera insulina también rápido, que hace que éste nivel disminuya. Pudiendo ocasionar el efecto contrario, en lugar de disponer de energía, quedarnos sin ella más rápido. A esto se llama “Hipoglucemia Reactiva“.

¿Como tomar un gel?

Esto no quiere decir que no debamos de tomar geles o bebidas energéticas. Simplemente, hay que saber como y cuando tomarlas.

Si estamos en pleno esfuerzo (Maratón, prueba ciclista etc…) y necesitamos un aporte extra de energía. Tomaremos nuestro gel energético poco a poco, cada 10 minutos un poco. Beberemos agua junto con el gel. Nos lo tomaremos antes de que la sensación de debilidad aparezca, después ya será tarde.

Es importante alimentarse bien antes de iniciar la práctica deportiva. Si es de corta duración (menos 1 hora), no necesitaremos aporte extra. Si es de media duración (1 – 2 horas), con una bebida isotónica puede ser suficiente. Si es de larga duración (2 – 3) horas necesitaremos un aporte extra en forma de gel. Si ya dura más de 4 horas, necesitaremos tomar algo más, plátanos, frutos secos, barrita energética etc… no basta solo con geles de glucosa.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Consigue gratis Strava Premium

Prueba del Siva Cycle Atom, un cargador de baterías para bicicletas